Wednesday, April 21, 2010

Nocturne y la Reina Gótica.

Los siete primeros minutos del concierto que Siouxsie And The Banshees en Royal Albert Hall (1983) son uno de los momentos más relevantes en la historia de la cultura gótica.
Primero porque el mismo se abre con la pieza Glorification de l'Élue de la obra de Igor Stravinski Le sacre du printemps (1913). Esta alucinante puesta de ballet merecería un post aparte. Pero para hacerla breve les diré que narra un antiguo ritual ruso en el que una doncella es raptada y obligada a bailar delante de un grupo de sabios ancianos hasta morir para así honrar a la madre tierra en el inicio de la primavera. En lo musical la partitura coquetea con las disonancias, carece prácticamente de melodía y los compases cambian violentamente causando sobresaltos en el oyente. Obviamente la reacción fue de profundo rechazo a la obra. Abucheos, insultos y abandono del teatro por gran parte del público, convirtió esta primera presentación en el más celebre escándalo en lo que a música “culta” se refiere.
Lo segundo es que a continuación se presenta una magistral versión en vivo de Israel, tema emblemático del gótico que para muchos es un “mea culpa” de la Sioux a su intento mal entendido de escandalizar a los burgueses utilizando esvásticas nazis en su atuendo. En realidad desconozco si es verdad aquello que declaró a inicios de los ochentas “soy media judía” pero de ser así debo redoblar mis loas a su valiente postura frente a la prepotente actitud del gobierno israelí. Y para acabar de hacer imborrable esta presentación, lo evidente: Robert Smith en la guitarra.

Post Scriptum:
Quiero ponerme un poco frívolo. Siouxsie Sioux ha afirmado innumerables veces que jamás a usado maquillaje pálido en su rostro y además piensa que el look medio Jocker o Clownie de la manada goth “son responsabilidad directa de Robert Smith”. Así que los invito a revisar con más pulcritud nuestras influencias estéticas. Propongo empezar con dos bellas mujeres de los sesentas: Ivonne de Carlo (Lily Munster en The Munsters) y Carolyn Jones (Morticia Addams The Addams Family). Ahora si quieren, pueden volver innumerables veces a el expresionismo alemán.

3 comments:

Renzo said...

Estimado Martin, inolvidable la intro del concierto, escuchado mil veces en k-set, escuchar el bajo al inico de Israel en concierto todavía hace q se me ponga la piel de gallina, primera vez q veo el video, a proposito de Mr. Smith, espero q escribas algo de el ahora q acaba de cumplir años.

Un abrazo

Nuh Dheval said...

Hay veces es bueno creer en la magia. Convoqué a Siouxsie y apareciste después de meses. Entiendo que últimamente estas encerrado en el laberinto rutinario, intenta darte un descanso y escribe más seguido, por favor.
Sobre lo de Robert Smith: Lo último que supe de él fue su “Good Advice” en la desastrosa banda sonora de Alice. Siendo objetivo el tema principal de la película compuesto por Danny Elfman y la canción de Smith son lo que se salva. ¿Si quiero escribir algo de Smith? Me gustaría, y no sabes cómo he tratado de evitar escuchar su trabajo de estos últimos veinte años. Es que digamos la verdad ¿No crees que hace dos décadas debió de dejar de buscar su cura y dejarse enterrar? Siempre es mejor ser elegante vampiro en reposo que descerebrado zombie en acción.

Renzo said...

No seas malo, meses no tanto, ahi hay comentarios mios un poco mas recientes, pero tienes razón la maldita chamba me tiene loco, en cuanto al Sr. Smith, tienes razón Disintegration es lo último que hizo, el Bloodflowers algo que vale la pena, pero en si un disco completo que valga la pena no, la verdad q se dedique sólo a ser un ícono y quedarnos con el recuerdo del Robert Smith flaco, no la tia que veo de vez en cuando en tv que me dá pena.