Wednesday, September 9, 2009

Mi marciano favorito

Era un domingo de 1989. Temprano por la mañana iniciamos a pie el largo camino desde mi casa hasta el cine El Pacifico. El motivo, ver la película Urgh! A Music War. Éramos un buen número de personas. Algunos nos veíamos normales, otros no tanto. Algunas personas cruzaban hacia el otro lado de la avenida, por miedo, por desconfianza. Al fin llegados al cine nos ubicamos en las butacas y empezó el desfile de artistas como Jools Holland, Gary Numan, Wall Of Voodoo, X, The Police, etc.


Al final de las dos horas el film terminaba con la presentación de Klaus Nomi. En ese instante me llamó la atención el que una banda pudiera combinar el pop con la ópera, pero mi interés quedo ahí y no pasó nada más.



A los pocos meses de llegar a Miami y con mí recién instalada conexión a internet pude ver un documental que me hizo volver atrás en el tiempo, en mis recuerdos y sobre todo en rescatar emociones. Ese trabajo se llamaba The Nomi Song y estuvo dirigida por un tal Andrew Horn que ha hecho otro docufilm interesante titulado East Side Story.


Klaus Nomi es un alemán que se fue a New York y que se convirtió en la respuesta masculina a Nina Hagen, pero con mucha más suerte y talento.




Empezó por 1978 con performances alucinantes, en la cuales se convertía en un extraño ser intergaláctico que en cada canción saltaba del pop al registro de contratenor que la naturaleza generosamente le había regalado. Acompañado de coreógrafos como Joey Arias y composiciones a cargo del genial Kristian Hoffman, movió como terremoto el underground de la gran manzana.



David Bowie –que siempre esta atento que hay de nuevo- lo invitó a que participara de su presentación televisiva en Saturday Night Live. Ahí vestidos bajo la inspiración de algunos diseños del dadaísta de los años 30 Tristan Tzara, interpretaron tres temas y Klaus Nomi se instaló en la cultura pop oficial.


En 1981 recién puede publicar su primer disco. La disquera decide ponerle una nueva banda y decidir sobre lo mejor para la carrera de Klaus. Evidentemente se pierde muchísimo con estos cambios, pero la idea era que Klaus Nomi era el protagonista y que él como solista bastaba.


En 1982 sale el segundo disco Simple Man y lo hace merecedor de discos de oro, premios, etc. Ese mismo año se entera que tenía una rara y nueva enfermedad llamada “el cáncer gay” es decir SIDA. Rápidamente es atacado por una afección llamada Sarcoma de Kaposi que no son otra cosa que laceraciones en la piel que jamás cierran y que se infectan rápidamente.


Así enfermo y aislado muere un 6 de Agosto de 1983. Muchos de sus amigos aterrados ante la nueva peste que se llevó a Klaus y a otros, jamás se acercaron al hospital a ver sus últimos días. Recojo un testimonio – tomado de wikipedia- de tal vez su mejor amigo Joey Arias:

“Ellos me hicieron utilizar una funda plástica cuando lo visité. Tenía prohibido toparle. Después de unas pocas semanas parecía haber mejorado. Tenía la fortaleza para caminar. Entonces abandonó el hospital y se fue a su casa. Su mánager le hizo firmar todos los papeles, como que si su vida valiera quinientos dólares. Desarrolló kaposis (un tipo de lesión asociada con el sarcoma de kaposii, que es una forma extraña de cáncer de piel relacionada con el sida), y empezó a tomar interferón. Eso le afectó terriblemente. Tenía marcas en todo su cuerpo y sus ojos tenían hendiduras púrpuras. Era como si alguien lo estuviera destruyendo. Solía hacer gracia de eso y decía, ‘ahora llámenme el Nomi de puntos’. Después realmente se debilitó, y lo llevamos de urgencia al hospital. No podía ingerir alimentos por días porque tenía cáncer estomacal. Luego el herpes le brotó por todo su cuerpo. Se había convertido en un monstruo. Me dolía tanto verlo. Yo hablé con él la noche del 5 de agosto, en la cual me dijo, ‘¿Joey y ahora qué hago? Ya no me quieren más en el hospital. Ya me desconectaron de todas las maquinas. Tengo que parar todo esto porque no estoy mejorando’. Yo tuve un sueño de que Klaus se mejoraba y cantaba nuevamente, solo que esta vez un poco deformado, así que ahora tenía que estar detrás de una pantalla o algo. Le dije, ‘Ahora tú serás el fantasma de la opera’. Haremos presentaciones juntos. El me respondió, ‘Sí, posiblemente’. Pero Klaus murió esa noche mientras dormía.”





Post Scriptum:
Sé que se han publicado tres álbumes más de Klaus Nomi. Una recopilación Encore de 1983, un concierto en vivo de 1979 Klaus Nomi In Concert y el 2007 una serie de ensayos y grabaciones llamado Za Bakdaz An Unfinished Opera.

3 comments:

Marionnetten Marion said...

puedes pasar por ellos ami blog .. Klaus Nomi http://visual-metal-kei.blogspot.com

Nuhdheval said...

Marionetten Marion, gracias por el aporte y gracias por leer mi blog.

Marionnetten Marion said...

De nada... n_n nomas si kire copear los links adelante pero T_T tiene blog de notas..

si kieres mejor descargalos..y ya le kitas el blog de notas y los subes a tu blog.. y si no es molestia.. ps darme unos creditos.. n_n te dejo mi e-mail sadness_fix@hotmail.com